miércoles, 6 de octubre de 2010

Con los 30 encima

Me gustaría decir que me desperté con el sonido típico de la mañana: los pajaritos del parque, el perro de la vecina, micros y demás. Lo cierto es que me desperté mucho antes, presa de la ansiedad de la llegada de mis 30 años.  La Crisis de los 30? Noooo, eso no va conmigo, pero me cuestiono y pienso que lo que vaticiné a mis 23 años se hacía, en parte, realidad. En esa época un  profesor idiota de mi universidad me mandó leer un libro de medio pelo que llegó a ser un Best Seller: "¿Quién se ha llevado mi queso?" y yo dije, si alguien puede ganar dinero con este manual de éxito yo haré mi libro “Tengo 30 y no he triunfado”, pero en ese momento no tenia 30, dejé ir la idea.
Hoy he amanecido y tengo 30… y no he triunfado, al menos no en todos los aspectos que yo quería. Mis pensamientos de mediano fracaso o incompleto éxito se detienen, mi hija de 1 año y 4 meses reclama  su alimento mañanero (leche con mil vitaminas DHA y ARA),  cambio de pañal, todo el ritual. Mi adorada esposa, que piensa que aun duermo corre a cumplir los requerimientos de la niña y regresa al cuarto con mis primeros regalos. Las 3 nos abrazamos y pienso que mi vida es perfecta. Luego me pregunto a mi misma, y cómo pagaremos estos regalos,  con qué tarjeta los habrá sacado, crédito, débito? y aterrizo en que mi vida sí es perfecta, pero falta algo: más triunfo, más dinero, lingotes de oro si es posible. 
El día trascurrió de forma maravillosa, en  mi trabajo me agasajaron como nunca antes, muchas llamadas, mails, saludos al Facebook y mensajes de texto (de los amigos que nunca tienen saldo). En la noche una gustosa cena en casa de mi madre y hermana -quienes me engríen y aguantan también- con mis familiares más cercanos. Comí como reina, disfruté ver a  mi familia junta y cuando pensé que  la noche estaba por finalizar mi madre, que a veces pienso que no me conoce, me contrató “La Hora Loca”. Mis palabras textuales al ver al arlequín fueron: “¡Puta madre  porqué a mi!?!?” Gracias a Dios, mi madre, que algo me conoce, tuvo el atino de contratar este servicio sólo por 30 minutos. Yo agradecí a la “manager” del arlequín y le dije que su show era bonito, pero que yo era una de las personas más apáticas del universo (es una exageración, conozco peores que yo).  Da igual, fui tremendamente infeliz por 30 minutos, pero mi hija gozó como nunca, mi adorada esposa fue feliz de ver a nuestra hija feliz, mis familiares estuvieron felices, eso me hace feliz.
Ya en mi cama, converso con mi almohada, recapitulo mi día. Tengo 30 años, tengo 30 kilos más que hace diez años, tengo 30 amigos menos, pero conservé a los mejores. He explicado 30 veces mi homosexualidad. Tengo 30 y no he triunfado. Bienvenidos a mi vida.

14 comentarios:

  1. Esta parte es todo... Mis palabras textuales al ver al arlequín fueron: “¡Puta madre porqué a mi!?!?”

    MI CHOLA SOS UN EXITO DESDE EL 98 EN QUE TE CONOCI Y NO TENIAS 30!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho hermana, tiene ritmo que es muy importante y sentimiento, una cualidad vital para los blogs.FELICIDADES. El inicio ha sido muy bueno, atrapa, el sarcasmo me encanta. Muy bien!

    ResponderEliminar
  3. Amor que lindo escribes!!! felicitaciones!!!!!!!!!! por fin lo hiciste!!!! te amo!!!!!

    ResponderEliminar
  4. la felicidad es completa porque las tengo a mi lado...te amo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por mostrar un pequeno fragmento de tu vida y como percibes el mundo. Muchas veces, uno mira la vida en retrospectiva y trata de analizar el camino andado. Yo queria tener mi primer millon a los 30!
    Me alegra que hayas mencionado "quien se ha llevado mi queso? (o quezo?)". Muchas personas verian esa pequena historia y omitirian que es un relato existencialista. Yo tambien creo que, todos somos responsables de darle sentido a nuestras propias vidas, muy a pesar de muchos obstaculos existencialistas como el aburrimiento, la pena, la desesperacion, el dolor. Creo que hay mucha verdad en las ideas de gente como Kierkegaard y Nietszche (espero haberlos deletreado bien, jeje) y es saludable el ponderarse las preguntas que tu blog reflejan: que constituye una vida feliz, completa?? Como identificamos el quezo que perseguimos o el laberinto en el que estamos? Hay tantas opciones en esta vida, a medida que la tecnologia avanza, la sociedad crece, los problemas se amontan a nivel individual y colectivo. Aun asi, uno debe mantener sus ojos fijos en el metaforico "quezo".Tu historia me hace pensar en que muchos a veces no nos damos cuenta de las cosas que nos traen felicidad, con la vista en el horizonte, a veces no vemos lo que esta mas cerca.(familia, amigos, amores, enemigos, jeje). Todo lo que nos ayude a mejorar como seres humanos ayuda a completar el gran rompecabezas que es la vida de muchos de nosotros.
    Tu historia es algo a lo que muchos se pueden relacionar y espero leer mas acerca de el mismo tema: la vida y como hacerla mas completa.
    Rochi, creo que tu te haces las preguntas correctas y, lo que es mas agradable, quien lea tu historia debera hacerse esas mismas preguntas, produciendo asi una reaccion en cadena en la que, quien pueda asimilar el beneficio lo haga, y tal vez algunos de nosotros podamos identificar nuestro quezo y, a la larga, navegar mejor el laberinto de nuestra realidad.
    Felicitaciones y espero no haberte aburrido jeje

    ResponderEliminar
  6. Alex!!!! tu si que estas re inspirado....esto lo copio y lo cuelgo en el prox post como mio..jaja besos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me uno al grupo.. yo tambien tengo 30 y no he triunfado!!!
    Saludotes.. :)

    Charito Cayo

    ResponderEliminar
  8. Carajo, qué buena se me hizo tu lectura, hoy triunfaste para mi. Comprobamos que nada es completo, ni la felicidad, ni mucho menos el éxito.

    Saludos

    Lavi

    ResponderEliminar
  9. Me estoy volviendo hincha de este blog.
    Debo decir que aunque tengamos treinta parecemos de veinte, no /Anshi/?

    Martin M.C.

    ResponderEliminar
  10. Buena edad amiga para triunfar y espero que ahora que le di a seguir, sea el triunfo mas rápido.
    Te encontré en facebook, blogalaxia y me alegro de haberte encontrado. Suerte y feliz día.

    ResponderEliminar